lunes, 12 de octubre de 2015

The trouble with Harry (Pero ¿quién mató a Harry?, El tercer tiro) - 1955

Argumento: Harry Worp (Phillip Truex) aparece muerto en el bosque un día de otoño. El capitán Albert Wiles (Edmund Gwenn), la viuda de Harry (Shirley MacLaine) y la Srta. Gravely (Mildred Natwick), una solterona a la que Harry había acosado se creen responsables de su asesinato. Todos pasan el día enterrándolo y desenterrándolo varias veces con ayuda del pintor Sam Marlow (John Forsythe), para evitar ser incriminados.-
Esta es una película atípica dentro de la filmografía de Mr. Hitchcock. Se trata de una comedia negra y aunque está bellamente filmada y la premisa de la película es atractiva, debo decir que no me funciona en absoluto y no hay vez que la vea sin que pierda el interés...
The trouble with Harry es sin dudas un whodunit y creo que podría decirse que es la antítesis de la clásica historia al estilo de Agatha Christie, con un detective que investiga a múltiples sospechosos generalmente en un ámbito cerrado. Aquí, el acento está puesto en los sospechosos (de hecho, casi llegamos a olvidar que existe un detective hasta el mismísimo final), un grupo de personas comunes con las que podemos identificarnos fácilmente y por ello queremos que tengan éxito pese al pobre Harry; y el crimen es llevado a un espacio abierto y a la plena luz del día.-
Toda la película es un ejercicio de understatement. Los personajes hacen poco caso del cuerpo de Harry, reduciéndolo a un  mero MacGuffin para las tramas amorosas que se tejen entre ellos e incluso éstas son tratadas con tono ligero. Como señala Donald Spoto en “The art of Alfred Hitchcock. Fifty years of his motion pictures”, Mr. Hitchcock parece querer advertirnos que la muerte y la sexualidad son aspectos naturales de la vida y no deben ser tomados demasiado en serio.-
Las interpretaciones de los actores refuerzan este aspecto. Edmund Gwenn en su cuarta colaboración con Mr. Hitchcock, John Forsythe en la primera y Mildred Natwick y Shirley MacLaine en su única (y el debut cinematográfico de esta última) cumplen con creces con el juego propuesto por el director. MacLaine, además, tiene la ardua tarea de pronunciar un largo parlamento exponiendo la historia de Harry y lo logra con mucha destreza.-
En suma ¿cuál es mi problema con esta película? Creo que tiene que ver con el ritmo. Entre tanto enterrar y desenterrar a Harry, por momentos siento que la historia no avanza. Además, los personajes me parecen un poco planos y (perdón Mr. Hitchcock) creo que el understatement no les hace demasiado favor. En un punto me quedo esperando un mínimo de compasión o de conflicto moral, sobre todo porque Harry no termina por resultarme del todo antipático. Los personajes de Mr. Hitchcock suelen tener matices, ambigüedades y capas de personalidad que se van descubriendo, pero no los de The trouble with Harry y la película sufre por ello.-

Como nota destacada, esta es la primera colaboración de Bernard Herrmann con Mr. Hitchcock. Herrmann le fue presentado al director por Lyn Murray, compositor de la música de To catch a thief (Para atrapar al ladrón, Atrapa al ladrón) y creó la banda de sonido de sus próximas siete películas hasta Marnie (Marnie, la ladrona) además de otros trabajos memorables entre los que se encuentran Citizen Kane y Taxi driver. En este caso, la música de The trouble with Harry coincide con el tono ligero y apacible de la historia y es uno de los aspectos más atractivos de la película.-
Sobre el cameo de Mr. Hitchcock, confieso que en esta película se me pasó y debí buscarlo en Internet. Aparece caminando por la calle frente al puesto de venta de las obras de Sam en el momento en que el millonario las admira.-
The trouble with Harry fue editada recientemente en DVD en Argentina en una presentación triple que incluye (en un único disco) Strangers on a train (Extraños en un tren, Pacto siniestro) y Stage fright (Pánico en la escena, Desesperación). La calidad de la imagen y el sonido es bastante buena, pero los subtítulos faltan en algunas partes. Ninguna de las películas tiene contenidos especiales.-  

4 comentarios:

  1. Jo, mi querida Bet, esta película, Pero ¿quién mató a Harry?, solo la he visto una vez y hace muchísimo. Recuerdo que me pareció rara, que me quedé sorprendida. Pero nada más. Vuelvo a leerte con mucho interés, como siempre. Y creo que voy a intentar volver a verla para ver si me pasa lo que a ti. Desde luego, como dices, la premisa y el tono de comedia negra llaman la atención. Ya te contaré.

    Beso
    Hildy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la brevedad de mi entrada habló por sí misma, jaja. Yo creo que la había visto una vez por la tele, pero no sé si completa, luego volví a verla una vez cuando la conseguí en DVD y ahora para escribir esta entrada y nunca fue una película que me gustara. Tal vez mi gusto sea demasiado "comercial" pero lo cierto es que se me hizo cuesta arriba...
      Espero tus comentarios cuando vuelvas a verla, un beso grande,
      Bet.-

      Eliminar
  2. Bet, añadí un enlace con su blog desde el texto mío sobre Foreign Correspondent (2a parte de "La pasión..."). Veo que ha publicado mucho desde la última vez que nos leímos. Yo he estado tratando otros temas. Voy a leer sus entradas con calma y luego le comento, pero quería saludarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias estimado Franklin. Efectivamente ha pasado mucho tiempo. Espero con ansias sus comentarios siempre interesantes.-
      Saludos cordiales, Bet.-

      Eliminar